Reflexiones

 

 

– La arrogancia es uno de los disfraces preferidos de la ignorancia

– Las luces con las que me adorné se han transformado en sombras que me impiden ver.

– Desde la periferia donde habitamos, la percepción que tenemos de quienes somos es una pálida imagen desvencijada que hay que esconder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *