Terapia de parejas

A menudo, sin darnos cuenta exigimos a la pareja que cubra necesidades afectivas que quedaron insatisfechas en nuestra niñez. Pretendemos que la relación funcione exigiendo a la pareja comportamientos y actitudes que no se producen.

Hacernos responsables de nuestros aspectos más inmaduros y tener el coraje de compartirlos nos ayuda a recuperar la complicidad que hace posible que la maduración sea una rio que fluye por las dos orillas